Bajo-nivel-de-agua

Bajo Nivel de Agua en las calderas

Rate this post

El bajo nivel de agua en las calderas puede conducir a cualquier situación desde una fuga a una explosión, dependiendo en gran manera del tipo de caldera, la tasa de combustión y de lo bajo que haya llegado el nivel de agua.

Si la caldera es del tipo con bóveda sobre el hogar o cámara de combustión, por encima de los tubos tubulares, como el de una locomora o caldera escocesa marina, en estas calderas el hogar o caja de fuego es rectangular con una parte superior curvada conocida como bóveda. Esta bóveda de chapa está soportada por riostras radiales atornilladas a la bóveda y a la chapa. Un bajo nivel de agua en las calderas por debajo de la bóveda en esta situación para estas calderas una ruptura de la bóveda es casi inevitable ya que el metal queda al descubierto y pronto se alcanzará una temperatura tal que la tensión resistente cae hasta un valor peligrosamente bajo. La rotura de la chapa de la bóveda es a menuda muy violenta y pueden tener lugar explosiones.

En la calderas pirotubulares, el primer resultado del bajo nivel de agua en las calderas por debajo del nivel de seguridad cuando hay una tasa de combustión elevada, puede provocar la fuga en el final trasero de la caldera y las filas superiores de los tubos. A medida que el nivel de agua baja y los tubos se exponen a los gases a temperatura elevada, la expansión o dilatación de los tubos es tan grande que se rompen por su unión a las placas tubulares. La fuga puede aparecer por las zonas finales de cada fila de tubos a medida que el nivel de agua desciende más, hasta la distorsión y rotura de las placas finales y cabezales con fugas en sus asientos.

Una explosión debido a un bajo nivel de agua en las calderas no es corriente en este tipo de calderas porque los muchos tipos de fuga producen alarma. Sin embargo los tubos pueden romperse.

Los efectos del bajo nivel de agua en las calderas acuotubulares son similares a los de las calderas pirotubulares. Los tubos se dilatan a medida que el nivel de agua baja y abandona estos tubos, suelen romper por los asientos o puntos de unión, produciendo fugas.

Para evitar los problemas que conllevan un bajo nivel de agua en las calderas tenemos los siguientes medios:

  • Reguladores y Alarmas
  • Niveles de Agua
  • Comprobación de la línea de alimentación de agua

Para que los diferentes sistemas funcionen frente a un bajo nivel de agua en las calderas tenemos que realizar un correcto mantenimiento y control de la calidad del agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.