Quemador-mecanico-y-sus-aplicaciones

Los quemadores mecánicos y sus aplicaciones

Rate this post

Los quemadores mecánicos y sus aplicaciones son ampliamente utilizadas tanta en la industria como a nivel comercial o residencial, el instalador de gas tanto a nivel industrial/comercial/residencial, el  operador industrial de calderas a nivel industrial y el  instalador térmico en edificios en el ámbito residencial deben tener conocimiento sobre el funcionamiento de los quemadores mecánicos ya que forman parte de los elementos que componen una caldera.

Los quemadores mecánicas de gas tiene su aplicación en aquellos casos en los que por sus características constructivas y de funcionamiento presentan ventajas con respecto a la utilización de quemadores atmosféricos, es decir, la aportación de aire necesario para la combustión mediante ventilador, permite que las cámaras de combustión pueden ser de menor volumen, especialmente en generadores de media potencia y gran potencia.

las cámaras de combustión de las calderas equipadas con quemadores mecánicos pueden ser a depresión o presurizadas. Generalmente las turbinas de los quemadores de gas tienen una curva característica de cauda de aire-presion que les permite acoplarlos en calderas con cámaras de combustión a depresión o sobre presionadas.

También existen quemadores de una sola marcha o de dos marcha. En general para una potencia inferior a 70Kw el Reglamente Térmico en Edificios establece que la regulación mínima debe ser de 1 marcha en cambio para potencias entre los 70Kw y los 400 Kw de dos marchas, finalmente el reglamento establece que en el caso de mas de 400Kw deberan ser modulantes.

Los quemadores con aire presurizado corresponden, en general, al tipo denominado “monobloc” sin mezcla previa. Siendo utilizados en aplicaciones comerciales/residenciales en calderas de calefacción colectivas, calderas para ACS de grades consumos y calentamiento de otros fluidos térmicos.

También se emplean en aplicaciones industriales tales como hornos, secaderos o generadores de aire caliente. Están indicados especialmente para cámaras de combustión a baja o media temperatura (a título indicativo, inferior a 600 ºC) o para cámaras de combustión presurizadas (por ejemplo: Calderas pirotubulares).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.