Impieza-en-las-calderas-industriales

Limpieza en las Calderas Industriales

Es esencial para el operador industrial de calderas la limpieza en las calderas industriales en sus partes internas y dejarla libre de deposiciones, lodos o aceite mediante un tratamiento adecuado del agua y procedimientos de purga para evitar recalentamientos, bolsas y depósitos en chapas, tubos y válvulas, y evitar asimismo una rotura o explosiones importantes que pongan en peligro la seguridad industrial.

En las tareas de limpieza en las calderas industriales, una desventaja es que los depósitos duros de incrustaciónes son difíciles de arrancar de  las superficies de agua de las filas de tubos principales. Otra desventaja es el peligro de quemado de las chapas que están justo encima del fuego o llama si hay depósitos o capas espesas de lodo del lado de agua sobre esta chapa de caldera, causando graves problemas en la seguridad industrial. Pero estas dificultades de limpieza de incrustaciones de lodos son comunes para todas las calderas pirotubulares.

La hinchazón o embobamiento de la chapa también es el resultado de la acumulación de lodos u otros sedimentos del agua depositados en el fondo de la chapa con los problemas en la seguridad industrial derivado de ello sino se han realizado la limpieza en las calderas industriales. Por esta razón, una caldera tubular de retorno horizontal deberá tener un picaje o tomo de 2,54 cm a 5,0 cm de la conexión de purga. Asimismo debe usarse una purga correcta y un tratamiento químico adecuado del agua para evitar depósitos o formación de sedimentos y para mantener una mínima proporción de sólidos disueltos, mantenido por el operador industrial de calderas.

Otro aspecto importante en la seguridad industrial consiste en proteger la chapa del hogar del recalentamiento en el anillo inferior de lodos. También las partes inferiores de las cajas de agua pueden llenarse con sedimentos y esta zona, por tanto, también deberá ser protegida por lo que se requiere limpieza en las calderas industriales. En las instalaciones llevadas manualmente por el operador industrial de calderas, la parrilla está por encima de esta zona. Pero con el calentamiento o alimentación mecánica, deberá construirse un muro de refractario unos 6″ (150 mm) por encima del anillo de lodos por todos los lados del hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *