Válvulas De Purga Continua

válvulas de purga continua

En la calderas industriales, las sales son eliminadas por medio de las purgas utilizando válvulas de purga continua normalmente, efectuándose de una manera periódica o continua. Cuando se realiza dicho proceso, se puede aprovechar para producir el calentamiento en el agua de alimentación.

Las calderas industriales necesitan cantidades importantes de agua, produciéndose un aumento gradual de la concentración de sales que se encuentran en el interior del agua de la caldera, excepto en el caso concreto en donde el agua se haya sometido a un tratamiento previo con el objetivo de poder extraer todas las sales.

La legislación actual indica que cuando se realiza la purga continua, se deberán colocar dos válvulas: la primera válvula es de cierre y la segunda válvula de tipo de agua micrométrica con un indicador de apertura o de otro tipo especial que cumpliera dicho cometido.

Si tenemos un exceso de sales disueltas en la caldera industrial, se producen espumas en la zona de evaporización, las burbujas de vapor presentan dificultades para salir del agua y esto provoca un aumento de la energía necesaria, produciéndose una velocidad mayor de desprendimiento cuyo efecto es un aumento en las posibilidades de arrastre del agua a la línea de vapor que se destine al consumo.

Para conocer la cantidad máxima de sales que pueden existir en una caldera industrial correspondiente al agua de alimentación de la misma, hay que cumplir una serie de normas UNE, por lo que es necesario realizarlas de una manera racional.

Si existe un exceso de sales disueltas, se van a producir espumas en la superficie de evaporación, debiendose purgar la caldera mediante válvulas de purga continua y en la proporción adecuada. No hay realizarlo en exceso ya que esto supone un despilfarro de agua y energía.

Así la apertura o posición de las válvulas de purga continua, tendrá que realizar su ajuste en función de la producción de vapor de la caldera industrial y del agua de alimentación. Este ajuste puede realizarse por medios manuales o mecánicos utilizando sistemas que controlan la salinidad del agua de la caldera industrial en continuo, para ello se actuará automáticamente sobre la válvula de purga.

Podemos tener 3 válvulas de purga diferentes denominadas: válvulas de purga continua, válvula de purga de superficie y válvula de purga de fondo.

  • Las válvulas de purga continua, se utiliza para la regulación de manera ininterrumpida en la concentración de sólidos en las calderas industriales.
  • Las válvula de purga de superficie, se instala con la finalidad de extraer el agua de la superficie de la caldera, disminuyendo de esta manera su salinidad y se puede presentar de dos formas: purga continua y purga intermitente.
  • La válvulas de purga de fondo: es aquella válvula que se instala para eliminar lodos y residuos que se pudieran acumular en la parte más baja de la caldera industrial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *