Llenado De Las Calderas Industriales

llenado de las calderas industriales

En cuanto a la cantidad y calidad de agua, para realizar el llenado de las calderas industriales se utilizar agua tratada adecuadamente y se realizará el llenado hasta el nivel de operación mínimo que se recomiende. Nunca hay que llenar la caldera con agua que haya sido calentada por encima de su punto de ebullición, porque si realizamos esta acción se producirán evaporaciones instantáneas y tampoco es recomendable llenar la caldera con agua que sea excesivamente fría.

Con respecto a la alimentación de las calderas industriales, en el caso de disponerse de conexiones auxiliares de alimentación, estas se encontrarán abiertas al mismo tiempo que las válvulas principales de alimentación con la finalidad de comprobar sus condiciones de trabajo.

Hay que abrir y cerrar las válvulas de purgas de la columna de agua, así como los grifos de los indicadores de nivel para garantizar que las conexiones estén libres y limpias. En función de la capacidad de producción de vapor de las calderas industriales y de las características de la misma, puede que sea necesario purgar la caldera y agregar agua a la misma para mantener el nivel de agua dentro de los límites de seguridad durante el proceso en el que se eleve la presión por parte del operador de calderas.

En cuanto a las válvulas hay que garantizar que todas están abiertas. Con respecto a las válvulas de seguridad se comprobará que están preparadas para operar, y que las tuberías utilizadas para descargar el vapor están en correctas condiciones. También hay se comprobará que el manómetro funciona correctamente y que el montaje es correcto.

En la válvula principal de vapor, se aflojará ligeramente el vástago para que cuando aumente la presión desde el estado inicial de la caldera en frio, se puedan prevenir los esfuerzos de expansión que se puedan originar. En el caso de no existir vapor en ningún lado de la válvula principal, el operador de calderas realizará su apertura ligeramente y volver a cerrar la misma para garantizar que no esté pegada.

Una vez llenada la caldera industrial, el fuego debe ser solamente el suficiente para que el agua de la caldera se mantenga a una temperatura apropiada teniendo un nivel normal. Adicionalmente si se dispone de sobrecalentador, los drenajes de salida se encontrarán completamente abiertos. De manera general, se seguirá indicado en las instrucciones del fabricante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *