Operador-de-calderas

Operador industrial de Calderas y la Seguridad Industrial

Operador industrial de Calderas y la Seguridad Industrial, Responsabilidades fundamentales de la operación en el uso de las calderas industriales (Fugas).

El Operador Industrial de Calderas debe tener presente que las fugas o pérdidas son un signo de peligro en el sistema de la caldera y deberían ser reparadas inmediatamente por el posible peligro que implican y también porque aceleran la corrosión y desgaste de los componentes del sistema, que pueden producir cortes y paradas forzosas.

Los tubos de humos están normalmente sometidos a presión exterior, así que pueden comprimirse o aplastarse pero no reventar o estallar de dentro hacia afuera para garantizar la Seguridad Industrial. Los mayores problemas son la pérdida de tubos en la placa; grietas, quemaduras y corrosión de los extremos del tubo; picado exterior por el agua y corrosión que produce fugas; y corrosión por el interior (lado humos), así como picaduras que provocan fugas o arranques en la chapa del tubo (como consecuencia de un laminado deficiente).

Prácticamente todos los tubos de caldera tienen los extremos expandidos contra el orificio de la chapa virola o calderín, circustancia que tiene que ser garantizad por el Operador Industrial de Calderas. Esto se hace para conseguir estanqueidad del tubo contra fugas y darle un agarre firme en el orificio de forma que el tubo pueda tener una sujeción definida o efecto de arriostrado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *