Corrosion-en-intercambiadores

Corrosión. Diferencia entre circuitos abiertos y circuitos cerrados

Es importante destacar la gran diferencia existente entre circuitos cerrados y circuitos abiertos desde el punto de vista de la corrosión de las instalaciones y de los métodos para combatirla.


Un circuito cerrado es aquel en el que el consumo de agua para su funcionamiento es mínimo , siendo necesario tan solo aportar pequeñas cantidades para reponer las perdidas que se producen por purgas de aire u otras circunstancias inevitables. En este caso no existe prácticamente renovación de agua, se produce una disminución en el contenido de oxigeno y es relativamente sencillo evitar los problemas de corrosión interna.

Ejemplos de circuitos cerrados son los sistemas de calefacción, los primarios de producción de agua sanitaria, los circuitos de agua enfriada de climatización y algunos sistema de torres de enfriamiento. Un circuito abierto es aquel en el que existe una aportación importante de agua en su funcionamiento.

En estas condiciones el agua mantiene sus condiciones naturales y los problemas de corrosión son mas frecuentes, graves y difíciles de resolver. Ejemplos de circuitos abiertos son los sistemas clásicos de condensador y torre de refrigeración abierta, los circuitos de agua fría sanitaria y los sistemas de ACS que incluyen los acumuladores, intercambiadores de calor y tuberías

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *