Valvulas-de-compuerta

válvulas de paso con movimiento lineal

Las válvulas de paso con movimiento lineal, son dispositivos empleados para permitir o interrumpir el paso del caudal del fluido a través de las tuberías o conducciones de la caldera, existen varios tipos de estas válvulas de paso con movimiento lineal: las válvulas de asiento, las válvulas de compuerta, las válvulas de pistón y las válvulas de diafragma.

Dentro de las válvulas de paso con movimiento lineal aquellas que son válvulas de asiento el cierre se consigue mediante un vástago que desciende hasta un asiento metálico cuando se atornilla la válvula hacia abajo. Para abrir la válvula, se eleva el vástago, distanciándolo de su asiento mediante un movimiento en sentido contrario al indicado anteriormente.

Dentro de las válvulas de paso con movimiento lineal aquellas que son válvulas de compuerta, el paso queda libre o cerrado según la disposición que ocupe una compuerta  desplazaba con relación a la trayectoria que ha de seguir el fluido en la tubería correspondiente.

Dentro de las válvula de compuerta podemos encontrar otros subtipos de válvulas de paso con movimiento lineal las cuales son: las de tuerca y compuerta interna, y las de tipo de tornillo y espiga sobresaliente, hay que señalar que las válvulas de compuerta son las mejores para servicios que requieren una operación no muy frecuente de válvulas y donde el disco se mantiene o totalmente abierto o totalmente cerrado. No se utilizan para regulación.

Aquellas válvulas de paso con movimiento lineal que son válvulas de compuertas de tipo normal es imposible conseguir una regulación fina. La velocidad de flujo contra el disco parcialmente abierto puede causar vibración y producir daños en las superficies de asiento. También, cuando está regulando el disco, está sujeto a efectos erosivos severos.

En cambio en aquellas válvulas de paso con movimiento lineal que son de tipo tornillo y espiga sobresaliente, sin embargo, están muy bien adaptada para el servicio de regulación. La válvula de compuerta trabaja sobre el principio de la cuña con una considerable superficie de contacto del asiento, ya que el flujo que la atraviesa es recto asi no existe algún lugar donde se detengan los sedimentos. De aquí que las válvulas de compuerta deberían para el a drenaje de columnas de agua y para servicios similares.

Preferentemente, dichas válvulas de paso indicarán de forma clara el estado de apertura o cierre de la misma.

 Estas válvulas de paso serán de cierre lento, fácil maniobra y husillo exterior. La velocidad de salida del vapor a través de ellas, para la máxima producción en régimen continuo, no debe sobrepasar 30 m/s para el caso de vapor saturado y 50 m/s en el caso de vapor sobrecalentado y recalentado. A la salida de cada uno de los aparatos alimentadores debe ir colocada una válvula de interrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *