El Hogar en las calderas industriales

El Hogar En Las Calderas Industriales

El operador de calderas puede vigilar, mantener, conducir y operar distintos tipos de hogar en las calderas industriales en función de la presión en la misma, así nos podemos encontrar los siguientes tipos:

Calderas industriales de hogar en depresión son aquellas calderas industriales que estando en servicio, su hogar se encuentra a una presión inferior a la atmosférica. En este tipo de hogares se produce cuando el tiro es natural o porque al final de la caldera y antes de la chimenea, se dispone un ventilador que aspira los gases de escape.

Calderas industriales de hogar presurizado, son aquellas calderas que en el momento del servicio la presión dentro del hogar es superior a la atmosférica. El aporte del aire necesario para la combustión se realiza mediante un ventilador centrifugo que se encuentra inyectando aire justo al comienzo del hogar.

Calderas industriales de hogar equilibrado: aquellas calderas que cuando se encuentran en servicio mantienen dentro de su hogar una presión que se encuentra entre la presión atmosférica y una presión que corresponde a – 5 mm de columna de agua (ligeramente inferior a la atmosférica).

El hogar de la mayor parte de las calderas industriales de fundición se encuentra en depresión y la resistencia del circuito de humos no supera los 3-4 mm c.a, valor que puede medir el operado de calderas. Cuando el circuito de humos presentan una resistencia superior, los gases deben ser impulsados con un ventilador centrifugo, esta nueva configuración cambiaria nuestro hogar de un hogar en depresión a un hogar presurizado, si el operador de calderas mide el tiro con un deprimometro el valor oscilaría entre 3 y 11 mm c.a.

En la situación comentada anteriormente el operador de calderas observará que el ventilador ha de impulsar lo gases hasta la base de la chimenea, a partir de este momento, el tiro de la chimenea evacuara los gases de escape pudiéndose ser tiro natural o forzado.

Desde un punto de vista práctico, el hogar en depresión tiende a introducir aire y reducir el rendimiento, provocando un enfriamiento de la carga o produciendo atmosferas oxidantes. Por otra parte, el hogar presurizado puede originar que exista una tendencia a que las llamas salgan por las bocas y las aperturas, esta situación puede acarrear problemas en el mantenimiento. Así el mejor sistema para los hogares de las calderas industriales sería un hogar en equilibrio pero esto es difícilmente mantenible. Todos estos contenidos son tratados en el curso operador de calderas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *