Golpe De Arite

golpe de ariete en las calderas industriales

Rate this post

El golpe de ariete en las calderas industriales es unos de los problemas más habituales en las instalaciones con fluidos. Normalmente aparecen por problemas derivados de un mal diseño o de un incorrecto montaje de la instalación, gran parte de los problemas pueden ser solucionados utilizando unas reglas sencillas.

El vapor se encuentra circulando a través de las tuberías a unas velocidades que se encuentran entre 20 y 30 metros por segundo. Si se formara un tapón por el retorno del condensado, el vapor va a arrastrar dicho tapón a la misma velocidad. En el momento que tengamos un cambio brusco en la dirección, frecuentemente en los codos, dicho tapón impacta con gran fuerza sobre la pared provocando el golpe de ariete, este impacto va a acompañado de un ruido.

Los cambios de dirección y por ende el golpe de ariete correspondiente, son generados en: las válvulas, los intercambiadores, las tes y los codos, esta situación también se produce en los arrastres de espumas.

Los golpes de ariete van a provocar fuerzas de una gran magnitud que pueden derivar en efectos que van desde molestias para el operador de calderas, hasta producir daños considerables en la instalación, como por ejemplo:

  • Reductoras de presión y válvulas pueden daño
  • Los equipos de material de fundición pueden explotar.
  • tuberías al romperse.
  • Juntas al desplazarse de su ubicación y quedar totalmente inservibles.

Los efectos del golpe de ariete pueden ser dramáticos para la instalación y hay que poner especial atención en subsanarlos.

El objetivo es impedir la formación de tapones de condensado, para ello hay que purgar la instalación convenientemente, además hay que considerar las siguientes indicaciones:

  • Colocar pendientes en las tuberías que distribuyen el fluido caloriportante.
  • Instalar liras horizontales.
  • Utilizar reducciones excéntricas.
  • Instalar filtros en el plano horizontal.
  • Utilización de un purgador antes de cada válvula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *