Lavado Interior De La Caldera Industrial

Lavado interior de la caldera industrial

Después de realizar el operador de calderas la Operación de limpieza, se podrá efectuar el lavado interior la caldera industrial, disponiendo de mangueras de agua con una presión suficiente, previamente se desconectará la línea de purga y se descargará el agua en el drenaje.

El operador de calderas lavará los tubos de las calderas y si fuera necesario se utilizará herramientas de mano con el objetivo de retirar las incrustaciones.

La energía utilizada para operar los martillos mecánicos y los limpiadores empleados para eliminar tanto las escorias y las incrustaciones, se suministrarán fuera de las calderas que se estén limpiando. En el caso de que dichas herramientas sean accionas por agua, vapor o aire las condiciones de funcionamiento será utilizar la mínima presión para realizar el trabajo.

Si el accionamiento se realiza por agua caliente o vapor procedente de la caldera, hay que asegurar que el fluido no se encuentre excesivamente caliente. Con respecto al tiempo de operación de los limpiadores y martillos mecánicos, permanecerán en funcionamiento durante unos pocos segundos en el punto necesario.

Es importante que durante el lavado interior de la caldera industrial el agua no se encuentre en contacto con el material refractario ni con el aislamiento presente en la cámara de combustión, en caso de haber habido algún tipo de contacto, el operador de calderas comprobará que estas zonas se han secado perfectamente antes de proceder a su posterior arranque.

Es conveniente que alcalinicemos el agua de lavado para poder contrarrestar aquellos ácidos que se encuentran en los residuos de determinados combustibles que tengan porcentajes de azufre. Otro procedimiento que se utiliza para limpiar la caldera se basa en la introducción de reactivos apropiados, donde posteriormente se aumentará el régimen del fuego de la caldera industrial hasta que se alcance una presión correspondiente a 1/3 de la presión normal de trabajo. Si existiera sobrecalentador, la aireación tendrá que encontrarse abierta.

Después del lavado interior de la caldera industrial, hay que recorrer el interior de la misma con una lámpara para asegurar que la limpieza de esta ha sido completada correctamente y no se encuentra herramienta alguna dentro de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *