La Chapa Del Hogar

La chapa del hogar

Rate this post

La transferencia de calor a través de la chapa del hogar se realizará por conducción. En el caso de ser gruesa no conducirá el calor tan rápidamente como si la caldera industrial dispusiera de una más fina.

Esto es extremadamente importante en el hogar ya que la llama que se mantiene dentro puede alcanzar los 1800ºC y el calor debe ser transferido lo más rápidamente para evitar que el hogar se sobrecaliente y se pueda producir su hundimiento con los graves efectos que se producirían.

El código de diseño, determina que dicho espesor en la chapa del hogar no debe ser superior a 22 mm con la finalidad de que la temperatura en la chapa no alcance valores críticos con respecto a los materiales en los que se ha construido la misma.

Si se necesita aumentar la resistencia del hogar y no queremos incrementar el espesor de la misma por los problemas comentados anteriormente, se puede utilizar los anillos rigidizadores y soldarlos circularmente al hogar

En cuanto al mantenimiento del espesor de la chapa del hogar igual que en el ovalamiento, la inspección realizará las comprobaciones de dicho espesor garantizando que su reducción sea como máximo igual o inferior al 1 mm, debido fundamentalmente a dos problemas: el desgaste y la corrosión.

La norma UNE 9-103, establece que tanto los hogares como sus uniones a las placas tubulares que tengan una deformación superior a la considerada durante la etapa de diseño, serán catalogados como peligrosos y se deberán reparar o sustituir, o de manera excepcional disminuir la presión máxima de servicio.

La medición de los espesores de la chapa del hogar durante la inspección se realizará con los medios adecuados. Comprobándose aquellos puntos donde durante la inspección visual se hayan observado posibles desgastes anormales o corrosiones. Como regla general es suficiente comprobar 2 puntos por metro cuadrados en la superficie de la chapa del hogar y de un 5% de los tubos.

Cuando el espesor este por debajo de lo calculado, el usuario y el inspector podrán determinar si es conveniente sustituir dicho material o disminuir la presión máxima de servicio. En este último caso deberá estar justificada y autorizada por la autoridad competente. Si la presión de servicio nueva es inferior a un 10%, se deben adecuar las válvulas de seguridad y las válvulas de salida de vapor a esta nueva presión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.