Purgas En La Puesta En Servicio

purgas en la puesta en servicio

Con respecto a las purgas en la puesta en servicio, antes de proceder a la puesta en servicio de la caldera, se tiene que comprobar que tanto las válvulas como los grifos se encuentran en las condiciones correctas de trabajo, también hemos de comprobar las conexiones de las válvulas de purga y la caldera. En el caso que una caldera presente una línea de descarga de purga visible, se observará con el objeto de detectar posibles fugas en dicha válvula de purga.

Tiene que existir una tolerancia adecuada de manera que cuando la caldera se dilate, esta pueda absorber las acciones de dilatación de la misma. También se tiene que abrir y cerrar tanto las válvulas de purga como la de los grifos de una manera lenta y cuidadosa.

Al cerrar una válvula de purga se comprobará que el cierre es correcto y que dicha válvula no presenta fugas. Mientras se realiza la purga en el indicador de nivel de agua como regla general, no se realizará las purgas en la puesta en servicio en más de una caldera al mismo tiempo.

La caldera que tenemos que vaciar se encuentra en línea con otras, se tiene que asegurar la correcta apertura de las válvulas de purga que pertenecen a la caldera objeto del vaciado. Mientras se realiza la purga, el operador debe concentrarse exclusivamente en dicha operación y no realizar otras tareas hasta que se encuentren cerradas las válvulas de purga.

La frecuencia y cantidad de purgas en la puesta en servicio a realizar, depende de los siguientes factores: régimen de trabajo, número de horas diarias que se encuentra en servicio la caldera y de la calidad del agua de alimentación que se utiliza. De manera general hay que seguir las instrucciones del fabricante. Las purgas continuas se prefieren que las intermitentes.

Si la caldera se encuentra en servicio, hay que procurar que la purga sea intermitente y que tenga lugar cuando la generación de vapor sea lo más baja posible.

Señalar que posteriormente a la puesta en marcha diaria de la caldera industrial y antes de que la caldera trabaje en su régimen de funcionamiento, se realizarán las siguientes acciones:

  • Se purgarán los niveles de agua de la caldera.
  • Se purgarán los controles automáticos de nivel.
  • Se purgarán los posibles lodos que pudieran existir el parte inferior de la caldera industrial,
  • Normalmente es necesario repetir estas purgas en la puesta en servicio durante el trabajo diario, cada dos horas como mínimo, es recomendable que coincida dicha tarea con el rearme del temporizador de 120m.

Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *